Aceites Almagre es un proyecto familiar que nació para trasladar una porción de naturaleza y salud a tu mesa.

Toma su nombre del color rojo de la tierra donde nace, Almagro.

Un oasis volcánico en La Mancha

Si hay algo que caracteriza a esta ciudad manchega es el color rojo de la arcilla de la zona. Encajada entre parques naturales, es uno de los tres únicos territorios de origen volcánico que tenemos en la Península Ibérica.

El sabor de nuestro aceite está impregnado de los aromas afrutados y algo amargos de esta ciudad, que te acompañan en los paseos por cada una de sus calles.

Hemos creado un producto ecológico, de calidad y lleno de sabor que te ayudará a cuidar tu salud y la de tu familia. Porque nos aseguramos de que la oliva conserve todos los nutrientes que le aporta la tierra rica en hierro de Almagro.

Una historia de superación, fuerza y garra

Somos Miguel y Petri, apasionados por la oliva, los aceites y la tierra. En otra vida trabajamos en banca y en empresas privadas y familiares, pero unas circunstancias familiares nos obligaron a pararnos a pensar en lo que realmente queríamos hacer.

Vamos a contarte por qué puedes confiar en nosotros

Nos encargamos personalmente de todo el proceso de producción, desde la plantación de la oliva hasta la elección del envasado.
Supervisamos cada detalle de la recogida para asegurar la calidad del aceite.
Realizamos pruebas y análisis en laboratorios para comprobar las cualidades y propiedades de nuestro aceite.
Escogemos envases fabricados con materiales libres de componentes que puedan dañar nuestra salud o contrarrestar las propiedades de nuestro aceite.
En definitiva, cuidamos cada detalle para asegurarnos de que el producto que llegue a tu mesa sea de la mejor calidad y no haya perdido ni una pizca de sabor.